93 119 95 85
Truca'ns

Medicina estética en verano: guapos también en vacaciones

04/07/2018
medicina estetica

En cuanto llega el sol veraniego, el ambiente huele a vacaciones. Y aunque aún nos queden días para disfrutarlas, el ritmo de vida es más relajado, salimos más, quedamos más y nos relacionamos mucho más: ha llegado el verano. ¿Y la medicina estética?

Y es justo en esta época, junto con las fiestas navideñas, en las que miramos de mostrar nuestro mejor aspecto y por ello es habitual acudir al médico estético para retocar aquellas imperfecciones que, por culpa del paso del tiempo, del estrés o de otras circunstancias, nos dan una apariencia que no deseamos.

Pero debemos saber que no todas las técnicas de medicina estética pueden llevarse a cabo en verano. Tratamientos como el peeling médico, el rejuvenecimiento o la eliminación de manchas con láser deben esperar a épocas en el que el sol no sea el protagonista, es decir, de octubre a abril, para evitar efectos secundarios no deseados como la hiper o hipopigmentación de la zona tratada.

Sin embargo, otros procedimientos pueden hacerse durante todo el año, siendo la primavera y el verano, el momento más álgidos de su demanda.

Botox para un rostro relajado

El tratamiento con botox de las arrugas de expresión es sin duda el rey. Y es solicitado tanto por hombres como por mujeres. Además, es uno de los tratamientos más recomendados cuando llega el buen tiempo, pues el sol brillante nos hace gesticular más y fruncir el ceño, con lo que las arrugas de la frente y de los ojos acaban por marcarse más. El tratamiento con toxina botulínica ayuda a relajar esta zona y evita que las arrugas se pronuncien más y nos den ese aspecto de continuo enfado.

El tratamiento se lleva a cabo mediante la inyección de botox en la musculatura de la frente y es prácticamente indolora. Es habitual necesitar dos sesiones para conseguir los mejores resultados y cada sesión dura unos 20 o 30 minutos. El resultado, que suele apreciarse completamente a partir del quinto o séptimo día y durar unos 6 meses, es un rostro relajado y rejuvenecido, pero sin perder la expresividad.

Mesoterapia facial con vitaminas para dar turgencia

La mesoterapia facial con vitaminas es un tratamiento adaptado a las necesidades de la piel de cada paciente. Una vez realizado un buen diagnóstico, el médico estético realizará una combinación de distintos principios activos, vitaminas, ácido hialurónico, oligoelementos… destinados a estimular las capas más internas del cutis, hidratándolo en profundidad, promoviendo la formación de colágeno y elastina, otorgándole una mayor turgencia y suavizando las pequeñas arrugas faciales.
El tratamiento consiste en unas microinyecciones por zonas estratégicas del rostro y aunque puede ser molesto, habitualmente no es doloroso. El resultado, que puede durar entre 6 y 8 meses, es un rostro fresco, rejuvenecido y luminoso.

Plasma Rico en Plaquetas para nutrir la piel

Es, sin duda, uno de los tratamientos de rejuvenecimiento facial más efectivos y avanzados que utiliza la propia sangre del paciente (de donde se extrae el plasma para, después, inyectarlo en el rostro y el escote) para regenerar y reparar el tejido facial otorgándole, de esta manera, un aspecto más terso, turgente, firme y luminoso. Este Plasma Rico en Plaquetas (PRP) contiene proteínas plasmáticas y plaquetas que permiten la regeneración celular y el rejuvenecimiento de la piel, gracias a la activación de fibroblastos (células que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico). Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan, principalmente, de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. Es así como este tratamiento aumenta el tono de la piel facial (combatiendo así la flacidez) y su grosor (lo que le devuelve la turgencia perdida), mejora su tersura (alisando las arrugas) y le da más luminosidad (rejuveneciendo su aspecto global).

Como estas infiltraciones se realizan con material del propio paciente, no existe posibilidad de rechazo ni de efecto secundario. El tratamiento puede realizarse en el rostro, en el cuello, el escote y en las manos. Su resultado, un rejuvenecimiento global, suele durar entre 6 y 8 meses.

Rellenos faciales con ácido hialurónico para las arrugas

Los rellenos faciales con ácido hialurónico están especialmente destinados a mejorar las arrugas más profundas del rostro. Unas arrugas que suelen aparecer poco a poco en las mujeres a partir de los 30 años y de forma más abrupta en los hombres a partir de los 45 o los 50, como consecuencia de las distintas características de la piel entre ellos y ellas.

El ácido hialurónico, por su gran capacidad de retener agua, es capaz de reconstruir las fibras que sostienen los tejidos de la piel, lo que ayuda a suavizar las arrugas y las líneas de expresión. Pero además, estimula la producción de colágeno, lo que prolonga su resultado rejuvenecedor.

El tratamiento consiste en la inyección de ácido hialurónico en las zonas a tratar con una microaguja que si bien puede resultar ligeramente molesta, no es dolorosa, por ello no requiere anestesia. Este tipo de relleno es reabsorbible por lo que deberá repetirse pasados entre 8 y 12 meses.

Posted in Medicina estética by dlclinicsgranollers

Leave a Comment