93 119 95 85
Truca'ns

¿Bótox para el verano? ¡Sí!

31/05/2018
tratamiento botox en granollers

Cuando se acerca el verano, muchas personas piensan en lucir un mejor aspecto pero, en muchas ocasiones, cuando se ponen manos a la obra, llegan tarde. Esto no pasa con el tratamiento con Bótox.

Es cierto que si queremos lucir unas piernas bonitas sin celulitis o adiposidades, una piel libre de manchas o conseguir nuestro peso ideal y el calendario marca el mes de junio, es que llegamos tarde para el verano.

Sin embargo, los tratamientos con Bótox sí se pueden realizar aunque las vacaciones estivales estén a la vuelta de la esquina. Existen dos tratamientos con Bótox imprescindibles para el verano: el rejuvenecimiento facial y el que trata el exceso de sudor.

Rejuvencer con Bótox

Puede parecer algo trivial, pero es cierto que en verano, como consecuencia del sol, del mayor número de horas de luz y que ésta suele ser más fuerte, fruncimos más el ceño, marcando aún más esa temible arruga que dibuja en nuestro rostro un aspecto cansado, enfadado y preocupado.

El tratamiento más adecuado para evitar que el paso del sol y el tiempo deje mella en nuestra piel es el Bótox, especialmente recomendado cuando las arrugas son incipientes, pues nos ayudará a retrasar el proceso del envejecimiento. Está indicado, principalmente, en las arrugas de expresión de la zona superior del rostro (por ejemplo, en el entrecejo o las arrugas de la frente).

Es un tratamiento prácticamente indoloro que consiste en unas microinyecciones en la zona a tratar. Los resultados pueden durar hasta 6, aunque depende de las circunstancias y el estilo de vida de cada paciente.

Este es un tratamiento al cual acuden tanto hombres como mujeres. De hecho, es el tratamiento de medicina estética al que más varones acuden para mejorar y rejuvenecer su rostro.

 

Adiós al sudor gracias al Bótox

tratamiento del sudor con botox en granollersTodos sudamos. De hecho nuestro organismo produce sudor por diversas causas y circunstancias. Por ejemplo, para regular nuestra temperatura corporal, cuando realizamos ejercicio físico intenso, cuando sentimos ansiedad, o, simplemente, cuando la temperatura del ambiente en el que nos encontramos es alta.

Cada persona dispone de entre dos y cinco millones de glándulas sudoríparas distribuidas por todo su cuerpo. Por ello, todos sudamos.
Pero existen personas, especialmente hombres, que producen una cantidad alta de sudor y esto afecta a su vida personal, laboral y social. Este problema se llama hiperhidrosis y afecta, sobre todo, a las manos, los pies y las axilas. Así, para las personas que lo padecen, acciones tan simples como estrechar la mano en una reunión de trabajo, ir al gimnasio o tener un encuentro amoroso pueden convertirse en un grave obstáculo.

El tratamiento de la hiperhidrosis con Bótox es sencillo y prácticamente indoloro. Se lleva a cabo mediante unas microinyecciones de toxina botulínica que se aplican con una agujas muy finas y cortas, pues las glándulas del sudor son muy superficiales. El tratamiento dura apenas unos minutos y de esta manera el Bótox bloquea la glándula sudorípara evitando que excrete sudor. El efecto, que es progresivo y completo a partir de los 10 días, puede llegar a durar hasta 6 meses.

Este tratamiento no afecta negativamente a nuestro organismo, ya que la cantidad de glándulas tratadas es muy pequeño, pero suficiente para que el flujo de sudoración sea normal.

Posted in Blog by dlclinicsgranollers

Leave a Comment